La personalidad de Virgo

Si se considera que Virgo representa el sexto período de la vida, comprendido entre los 35 y los 42 años, puede compararse con el adulto maduro que se abre camino en el mundo y que inevitablemente encuentra y resuelve problemas de importancia (en particular, en torno a los cuarenta, cuando se produce la crisis de la madurez).

Virgo es muy reservado y muy particular a la hora de decidir qué cuenta y qué deja de contar, y cuándo y cómo lo hace. Los Virgo no son grandes soñadores (como los nativos de Cáncer y Libra) sino que se inclinan por el análisis, la búsqueda de soluciones y la reflexión.

El futuro también es importante para ellos, por lo que tienden a planificar y trabajar con metas establecidas. Por ejemplo, cuando proyectan unas vacaciones organizan su trabajo con antelación para disponer de tiempo libre, ahorran y planifican todo al detalle para aprovechar al máximo el espacio del equipaje y viajar con el medio de transporte más económico posible.

Eso no significa que los Virgo no disfruten también de la espontaneidad y la improvisación, pero casi siempre necesitan un orden básico. Las características de velocidad e independencia que se encuentran en la faceta mercurial de Géminis son moderadas en los Virgo, que optan en su lugar por la tendencia de los dioses alados a poner su talento al servicio de otros. Los Virgo son solidarios con los familiares y excelentes colaboradores. Sus contribuciones al trabajo de equipo pueden ser sustanciales (a veces excesivas).

Los nativos de este signo tienden a tomar las cosas de manera literal, de modo que esperan que las promesas de los demás se cumplan a rajatabla. Esta escrupulosidad empaña a veces su sentido del humor, a pesar de que disfrutan de los juegos de palabras y de ingenio. Sus demandas suelen ser silenciosas: esperan que sean satisfechas sin necesidad de expresarlas.

El signo de la Virgen se describe tradicionalmente como modesto, incluso pudoroso, pero son muchos los Virgo que adoptan una postura menos convencional en el plano moral y expresan sus sentimientos y deseos sin freno alguno. Aun así, rara vez permiten que esta libertad que se toman (pero que casi nunca conceden a sus seres queridos) escape a su control.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s