La personalidad de Géminis

Si se considera que Géminis representa el tercer período de la vida —entre los 14 y los 21 años—, su personalidad puede compararse con la del adolescente que lucha por alcanzar la primera etapa de la madurez.

Caracteriza este signo el deseo de integrarse socialmente, aunque también el de liberarse de la autoridad de los padres y de la sociedad. Los nacidos bajo este signo no son rebeldes de por sí, sino que se rebelan cuando ven en peligro su autonomía, ya que por encima de todo valoran la libertad personal.

Al igual que los adolescentes, se sienten atraídos por la animación y el cambio. Se aburren con facilidad y por lo general prefieren salir en busca de diversión a quedarse en casa y disfrutar de la seguridad y de los placeres sencillos.

Pocas cosas los gratifican más que salir con amigos en busca de algún lío en el que meterse. Para ellos, los líos son sinónimo de aventura, de osadía y de innovación, y quizás de divertirse con el relato de sus andanzas, mientras lo aderezan para hacerlo más vibrante.

Los Géminis suelen tener una energía desbordante, un fenómeno que pone de manifiesto la influencia de Mercurio, el veloz regente del signo. Mercurio era el mensajero alado de los dioses y en cada viaje batía un nuevo récord de velocidad. Como corresponde a esta energía mercurial, les atraen las actividades que les levantan el ánimo, que les producen cierta exaltación; si los nativos de algún signo pudieran volar, no cabe duda de que éstos serían los Géminis.

Son muchos los medios en que les gusta viajar, desde las bicicletas y los patines hasta las motos y los coches, pero se cansan con facilidad y ante la obligación de hacer un esfuerzo prolongado, son propensos a abandonar o cambiar de rumbo.

A los Géminis les gusta formar parte de un grupo y suelen animar cualquier reunión social con su ingenio y su facilidad de palabra. Sin embargo, casi nunca están dispuestos a asumir las responsabilidades inherentes al hecho de pertenecer a un grupo. Con frecuencia se los acusa de ser volubles e incluso superficiales, pero para ellos cambiar de idea no es ningún pecado. Evitan a toda costa los compromisos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s