Mirar el cielo, asomarse al universo, para preguntarse:

estrellas

Mirar el cielo, asomarse al universo, para preguntarse: ¿Somos los reyes de la creación, somos los únicos seres inteligentes que habitan en este sistema, no es que apenas representamos una mínima partícula de polvo y, sin embargo, nos creemos que todo gira a nuestro alrededor?
Nos está haciendo falta una cura de humildad. Alguien tiene que decirnos que no, que no somos tan importantes como suponemos, que nuestras verdades y nuestras opiniones fuera de aquí carecen de valor. Que aunque nos muriéramos todos, el universo seguiría ahí, imperturbable, sin enterarse ni siquiera que nos hemos ido.
Fuera de los estrechos límites de la tierra, ¿a quién le importan los ídolos, los poderosos, los dueños del mundo?. Esos seres, que como nosotros, viven en una mínima partícula de una insignificante molécula del cosmos.
Sólo a través de la humildad se puede comprender la grandeza de sentirse parte del todo. Sólo a través de la humildad, teniendo clara conciencia del lugar que se ocupa y reconociendo la indudable presencia de Dios, puede llegar uno a sentirse en paz y armonía con el resto de la creación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s