Sigue adelante, Oh Peregrino, con perseverancia.

Sigue adelante, Oh Peregrino, con perseverancia. No existe en el Sendero vela ni lámpara terrena alimentada con aceite.
La brillantez se expande hasta que el sendero termina dentro de un resplandor de gloria, y el peregrino, durante la noche, se convierte en el hijo del sol, atravesando los portales de esa órbita radiante.

sigue adelante

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s