LA ENERGÍA SIGUE AL PENSAMIENTO

LA ENERGÍA SIGUE  AL PENSAMIENTO

Todo es energía

En el mundo moderno enfrentamos constantemente el concepto de energía. Sin embargo, muy pocos se detienen a considerar qué significa el término.

Energía deriva de “energos”, palabra griega que significa “activo”. Por lo tanto energía es la capacidad de desarrollar una actividad vital; desde épocas primitivas, el concepto de energía se ha ido aplicando a una zona cada vez más amplia de la comprensión y esfuerzos humanos. Durante mucho tiempo tal concepto se aplicó únicamente en relación con los hechos y acontecimientos físicos, pero últimamente se ha introducido también en los campos sicológico, económico y sociológico. Del concepto de la energía como fuerza viviente distribuida en forma general, surge un desarrollo directo, que conduce a todos los sectores del vivir humano.

Dicho concepto se ha desarrollado en forma más plena y se ha empleado más ampliamente en la ciencia que en cualquier otro sector. La idea de que todo es energía, en distintos estados y relaciones, ha conducido a la síntesis del pensamiento científico y a una nueva comprensión de las fuerzas del universo. Esto no fue siempre así. En el siglo XIX se consideraba, mayormente, que la energía era el resultado del movimiento de los cuerpos o partículas materiales (energía efectiva o cinética) o el resultado de la posición que ocupa un objeto de materia en relación con otros objetos de materia (energía potencial), lo cual fue expresado por dos grandes leyes: la ley de la conservación de la masa, que en forma sucinta quiere decir que la masa (la cantidad de materia en un cuerpo) es indestructible y la Ley de la

conservación de la energía, en la cual básicamente se enunciaba que la totalidad de la energía del universo era constante.

Los conceptos de masa o materia y de energía eran considerados como independientes y, de ambos conceptos, el de la materia se suponía más básico y fundamental para la comprensión del universo por parte del hombre.

En 1905, Einstein demostró en su “especial teoría de la relatividad” que masa en sí es un tipo de energía, que masa y energía son intercambiables y están relacionados mediante la fórmula E=mc2, E=energía, m=masa y c=velocidad de la luz. De manera que “si la materia descarta su masa y viaja a la velocidad de la luz, la llamamos energía y, a la inversa, si la energía se congela y llega a un estado de inercia por lo cual puede comprobarse su masa, la denominamos materia” (El Universo y el Dr. Einstein, de Lincoln Barnett). La Ley de la Conservación de la Masa debió ser desalojada de su importante primer lugar y el concepto de la energía asumió entonces el lugar que le correspondía.

el destino de los hombres y de las naciones
está determinado por los valores
que gobiernan sus decisiones.

la crisis humana y mundial de hoy día es básicamente espiritual;
ella está probando el carácter y la intención de todos los hombres
y mujeres. esto permite la oportunidad de revalorizar los valores
que captamos como una forma personal del conducta.

la energia

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s