Nunca se lleva a un hombre a enfrentar circunstancias insuperables….

karma

Nunca se lleva a un hombre a enfrentar circunstancias insuperables cuando ha alcanzado el punto donde inteligentemente se pone en línea con la evolución o Dios. Quizás previamente sea impulsado a ello, y lo será por la fuerza de las circunstancias; la presión del karma grupal y racial lo impelirá a situaciones necesarias para activar el proceso de despertarlo y comprender sus propias posibilidades innatas. Una vez que se hace constructor consciente y trata de controlar a las fuerzas y a los constructores de su propia naturaleza inferior, y de construir el Templo de Salomón, ya no está sujeto a las condiciones anteriores. Se trasforma en regidor, constructor y trasmisor, hasta que oportunamente se convierte en uno con los Ángeles solares y ha cumplido el trabajo de la evolución humana.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s