En el alineamiento de los tres vehículos o cuerpos físico, emocional y mental inferior…..

En el alineamiento de los tres vehículos o cuerpos físico, emocional y mental inferior, dentro de la periferia causal, y su estabilización allí mediante un esfuerzo de la voluntad, comienza el verdadero trabajo que el Ego o Yo Superior puede realizar en cualquier encarnación. Los grandes pensadores de la raza, los verdaderos exponentes de la mente inferior, son fundamentalmente aquellos cuyos tres cuerpos inferiores están alineados, es decir, que el cuerpo mental mantiene a los otros dos en un alineamiento circunspecto. El cuerpo mental está entonces en comunicación directa con el cerebro físico, libre de obstrucciones e interferencias. Cuando el alineamiento es cuádruple y los tres cuerpos mencionados se hallan alineados con el cuerpo del Yo superior —el cuerpo causal o egoico— y mantenidos firmemente dentro de su circunferencia, entonces puede verse actuando a los grandes dirigentes de la raza, los escritores inspirados y soñadores pueden concretar sus inspiraciones y sueños y los pensadores abstractos y sintéticos trasmitir sus conceptos al mundo de la forma; ello se debe a que se ha establecido un canal directo. Por lo tanto, estudien cuanto puedan a este respecto y practiquen la coordinación física, luego agreguen a ésta la estabilidad emocional, y así los dos vehículos funcionarán como uno. Al extender la coordinación al cuerpo mental, el triple hombre inferior alcanza su apoteosis, pasando por la mayor parte de las trasformaciones en el mundo de la forma. Más adelante viene la perfeccionada coordinación con el Yo Superior, el canal de comunicación llegando en línea directa —vía un conducto sin impedimentos, si así puedo expresarlo— a la conciencia del cerebro físico. En el hombre término medio, este alineamiento se produce únicamente a intervalos —en momentos de tensión, cuando los esfuerzos humanitarios son necesarios y en momentos de la más intensa aspiración. Antes de que el Ego se aperciba constantemente de la personalidad o yo inferior, debe haberse alcanzado la abstracción en mayor o menor grado. Cuando esa abstracción involucra las emociones, está basada en la mente y hace contacto con el cerebro físico, entonces está comenzando el alineamiento. De allí el trabajo de meditación, pues tiende a la abstracción y procura despertar las emociones y la mente para adquirir conciencia abstracta. Recuérdese que todo es cuestión de materia y vibración, en su mayor parte. El verdadero pensamiento abstracto sólo es posible cuando la personalidad, en recíproca vibración con el Ego, se ha alineado suficientemente como para formar un canal casi libre de obstrucciones. Luego, a intervalos, raros al principio pero más frecuentes después, comenzarán a infiltrarse ideas abstractas, que irán seguidas a su debido tiempo por destellos de verdadera iluminación o intuición desde la Tríada espiritual o el verdadero triple Ego mismo.

alineamiento

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s